13.1 C
Madrid
martes, abril 2, 2024
spot_img

La pandemia ha impulsado un auge del comercio electrónico en la región MENA, pero ¿qué sigue?

La nueva década ha visto a los consumidores y las empresas cambiar cada vez más de las compras fuera de línea a las compras en línea. Los bloqueos inducidos por COVID-19 y las medidas de distanciamiento social hicieron que el gasto global en los 100 principales mercados electrónicos en 2020 fuera igual a $ 2,67 billones. En Medio Oriente y África del Norte, el comercio electrónico creció más rápido que en cualquier otro lugar del mundo, con un estimado de 209 millones de consumidores que cambiaron a compras en línea en el punto álgido de la pandemia. Se espera que el mercado alcance los $ 49 mil millones en 2022.

Los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita fueron los que más se beneficiaron, con empresas que informaron un aumento promedio del 82 % en el uso de sus servicios de comercio electrónico. La mayoría de estos encuestados también dijeron que esperan que el comercio electrónico se vuelva universal en los próximos años.

Dado que se cree ampliamente que el comercio electrónico se adoptará a nivel mundial en los próximos años, es probable que los métodos de compra tradicionales se vuelvan menos confiables. A medida que se lleva a cabo esta transición, la región MENA debe ser estratégica para garantizar que el sector B2B de la región continúe prosperando con la compra y venta transfronteriza.

Donde MENA ha fallado

Una barrera de larga data para la adopción del comercio electrónico en la región ha sido la transición de los pagos en persona a los pagos en línea. Sin embargo, las limitaciones de COVID-19 han ayudado a superar esto al provocar un aumento en los pagos digitales sin contacto.

Entre 2020 y 2021, el 85 % de los consumidores de la región MENA realizaron compras a marcas o minoristas fuera de su país. Una cantidad significativa de estas compras se realizaron en mercados en línea, donde los compradores y mayoristas de MENA de todo el mundo se reúnen para hacer negocios.

La región sirve como un centro comercial ideal entre Europa, Asia y África. Por lo tanto, los actores clave en el espacio de comercio electrónico de MENA deberían aprovechar esto mediante la integración continua de aplicaciones integradas, como los pagos digitales sin contacto, para que los clientes se sientan incentivados a usar y permanecer leales a estos servicios.

Compras comerciales liberadas

El comercio electrónico, junto con los avances tecnológicos, ha traído muchos beneficios. Esto incluye transacciones mucho más rápidas; los compradores no necesitan ir de un proveedor a otro ni esperar a que los atiendan, ya que los mercados en línea funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año.

Del mismo modo, si posee o dirige un negocio de comercio electrónico, priorizar constantemente una estrategia de abastecimiento digital lo ayudará a mantenerse competitivo cuando se trata de «abastecer los estantes» de su mercado en línea.

Tradicionalmente, la adquisición era un proceso lento y exigente que dependía de varios factores, incluidas las solicitudes de cotizaciones (RFQ), hojas de cálculo detalladas y documentos físicos. Cumplir con los pedidos de productos sería un proceso lento, ya que el proceso manual de encontrar suministros confiables, garantizar la disponibilidad de existencias y organizar pedidos y entregas, ya sea a través de correos electrónicos o llamadas telefónicas, podría ser tedioso e interminable.

Esto ya no es un problema. La integración de procesos de abastecimiento eficientes en su ecosistema de comercio electrónico lo ayudará a obtener productos de calidad a precios asequibles, sin que la distancia sea un factor.

El futuro de las compras

Los mercados en línea establecidos permiten a los compradores buscar un millón o más de productos únicos de miles de vendedores ubicados en docenas de países de una manera organizada, personalizable y confiable. Además, ofrecen a los compradores múltiples formas de pagar productos como pagos con tarjeta de crédito, transferencias bancarias y Buy Now Pay Later (BNPL), que se han convertido en opciones populares en la región MENA, a través de canales seguros.

Por otro lado, muchos vendedores aprovechan los costos más bajos de materiales, fabricación o mano de obra en su país, lo que les permite ofrecer precios mayoristas con descuento en compras al por mayor a compradores en la región MENA, lo que les permite reducir la competencia a sus competidores, con compradores beneficiándose en su conjunto.

Los actores del comercio electrónico en la región MENA que adopten efectivamente estas prácticas mantendrán su relevancia a largo plazo. Además, innovar, descentralizar y garantizar la agilidad de sus operaciones lo mantendrá a la vanguardia del mercado de comercio electrónico, especialmente a medida que las proyecciones de crecimiento global continúan hasta 2030.

marius ciavola

El escritor es director ejecutivo de Tradeling.

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Anuncio -spot_img

Últimos artículos

3,913SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte